26 noviembre 2007

Vida No-Social Vol01


¡Hola a todos de nuevo!:

Después de varios post seguidos de arquitectura (y varios días sin postear también; estoy que no paro ni un momento), hoy os contaré algo sobre mi vida aquí.
Y empezaré con los cambios en mi vida. Es decir, que para mi hacer el Erasmus era en parte "escape de Alicante" y cambio de aires: tiempo libre, cambiar mi estilo, comprarme ropa, ver cine, etc. En resumen, hacer todo lo que en Alicante me era imposible, por tiempo o por lo que fuera.

Y lo bueno empieza aquí, ja ja, dejad que me ría. No es que este mal aquí, pero creo que calculé mal mi "erasmus-paraíso". Del plus de tiempo libre me olvidé hace tiempo, y es que clases diarias + curso de alemán + Entwurf = poco tiempo libre. De las películas también me olvidé pues aquí bajarse cosas es como jugar fuego; pensé que cuando me hablaron de la anti-piratería en Alemania exageraban, pero creo que lo próximo que van a legalizar aquí van a ser los linchamientos públicos por bajarse música/películas/programas... He oído de todo (y todo cierto): multas astronómicas, gente que ha perdido el trabajo, una especie de "etiqueta negra" que impide a cualquier empresa contratarte por un periodo de tiempo (si la cosa ha sido grave) y por supuesto que ningún proveedor de Internet te pueda ofrecer sus servicios.
Y lo de la ropa... pues aunque me de algo de vergüenza reconocerlo, en Alicante no me preocupaba demasiado por ir varias veces con la misma ropa (ya se sabe, entregas de última hora, noches sin dormir; lo último que te preocupa es ir conjuntado), pero aquí en Alemania se acabó ese problema. Al hacer la maleta sobrepasé con alevosía los treinta Kilos que te permiten por lo que empecé a deshacerme de ropa que estaba seguro que no usaría pues aquí pensaba renovar mi vestuario. Ja ja, craso error, con DOS jerseis, DOS camisas y DOS pantalones el problema de "que me pongo" se soluciona en un pís-pas. Tan solo tengo que preocuparme en ir alternando (je je, si la meua amiga Aina em vegera... ¡quin tiró de orelles em donaría!).

Pero algo hace una semana me llevó a cambiar. Además de haberme dejado unas greñas muy hermosas, decidí (¿por que no?) empezar a dejarme barba; y así fui tan campante por dos semanas. Pero hace unos días, al acercarme a preguntarle una dirección a una mujer en una calle se llevó un susto tremendo al verme y empezó a dar grititos y apartarse. Después de disculparme y tranquilizarla, me despedí bastante avergonzado. Vamos, que no es que fuera tan mal, pero aquello me llevó a tomar una decisión. Y es que a veces la vida de un hombre debe cambiar. Por eso, sí queridos amigos, decidí IR A UNA PELUQUERÍA EN ALEMANIA (y de paso afeitarme).
Pues eso :)

[Nota: Si, vale, no es muy interesante... pero últimamente me pasan pocas cosas y además el proyecto se me esta atragantando bastante. A ver como lo recupero...]

9 comentarios:

berna dijo...

Yo quiero DOS juraseis como esos!!!

Anónimo dijo...

Al igual que sucedió con las leyendas de "El monstruo del lago Ness", o "La leyenda del Yeti", acaba de nacer..... "LA LEYENDA DEL VAGABUNDO DE BRAUNSCHWEIG", la mayor historia de miedo jamás contada.

r1

James dijo...

Poca ropa, greñudo, desaseado y aterranto a indefensas ancianitas. Sólo una pregunta, Carlos: ¿Eso a lo que llamas Residencia de Estudiantes no será en realidad una caja de cartón en un callejón? Je, je, je...

¡Cuídate mucho! ¡Un abrazo!

James dijo...

¡Espera, espera! ¡Acabo de imaginarte con greñas, alguna rasta, una mochila raída, unas mallas mugrientas, una flauta y un chucho desnutrido! ¡Ja, ja, ja! En lugar de Arkinauta, este blog debería llamarse ¡Perriflauta! ¡Ja, ja, ja, ja, ja!

James dijo...

Vaaaale, me he pasado. Perdón, perdón. Pido perdón. Vuelvo a mi propio agujero, a utilizar toda mi maldad para mejorar mi portafolio. Soy un mísero gusano. ¡Perdón!

Berna dijo...

Oye, que os cuente Carlos su "historia" con el Hausmeister de la residencia, que siempre se guarda las historias más divertidas.

espinete dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
espinete dijo...

pero te llevaste el chandal ese azul tan mono que solias llevar para hacer las entregas de proyectos? (además d eir sin peinarte ni lavarye la cara :P )

Carlos queremos fotos con greñas y barba, a ver si te estan volviendo popi :S

Carlos Mazón Godoy dijo...

Por supuesto que sí, allá donde voy yo va mi chandal (además de que no envejece el jodio) ;)

¿Pero eres el Espinete que yo creo? ¿El que juega al BF?
¡Menuda sorpresa! jaja ¡Y además tienes blog!

El otro día vi en la tele un documental en el que restauraban un Panzer y me acordé de ti. ¡Vente pa´ Alemania que te va a gustar (seguro)!

¡Un saludo desde tierras MUY frías!