19 enero 2009

Malos tiempos


Os dejo con este artículo de la Verdad.es en el que Antonio Ortega, nuevo presidente del Colegio de Arquitectos de Alicante, habla sobre el futuro de la profesión.

Lo más preocupante del artículo es la parte en la que se habla de que los arquitectos seguiremos siendo necesarios, pues somos los que más sabemos sobre vivienda.

El problema es al mismo tiempo la mayor virtud de esta reforma laboral que nos viene desde Bruselas: pensar que todos los países de la Unión Europea son uno, o que pueden llegar a serlo unificando las profesiones.
La realidad es que cada país es diferente no sólo en el campo profesional sino también en la forma de pensar de cada pueblo.

Aún recuerdo la charla que mantuve con una amiga ingeniera alemana la cual me decía que pese a que ella podía firmar un proyecto completo de vivienda, ella siempre requeriría de la ayuda de un arquitecto, pues así la vivienda sería mejor para la persona que fuese a usarla.
No es esta la forma de pensar de los españoles, en donde si te puedes ahorrar algo de dinero, sencillamente te lo ahorras.
No creo que los ingenieros aquí en España vayan a llamar a nadie cuando tengan potestad para firmar cualquier proyecto.

No estoy tratando de "lloriquear" frente a la situación que nos viene, sino a analizar un futuro bastante cierto. Y la verdad es que en el campo de la arquitectura, el futuro es bastante negro...

PD01: El otro día conocí a un arquitecto de Torrevieja que poseía cuatro barcos (uno de ellos un velero), un mercedes de gama alta, un quad, una moto de agua, una moto BMW de alta cilindrada y diversas fincas de gran extensión. No se trata de ningún "star architect" ni nada similar; sólo era un "arquitecto mercenario".
No puedo evitar pensar en que cada uno de esos bienes supone algún tipo de repercusión negativa para los intereses de los que habiten sus espacios.

Los arquitectos no podremos decir aquello de "
nosotros lo hicimos mejor" cuando tengamos que compartir nuestras atribuciones...

PD02: Gracias a Btc por el "chivatazo".